Nuestro Molino

 

Es un viejo molino hidráulico que data de finales del siglo XIX. Fue utilizado en sus principios como molino maquilero de todo tipo de cereales, posteriormente se instaló en él una almazara tradicional que también hacía uso de la energía producida por el salto de agua de 7.5m de altura que posee.

Vistas de nuestro molino.

Situado en el centro de Madrigal de la Vera al lado de la Iglesia, el molino se alimenta con el agua cristalina procedente de la sierra de Gredos, teniendo una concesión por un caudal de 345 l/s durante todo el año, incluso en los períodos estivales.

A partir de los 70 se dedico en exclusiva a molienda de pimentón, instalándose nueva maquinaria para continuar la actividad complementaria de producción de aceite de oliva.

Ya en los 90 se remodelo para adaptarse a las normativas de sanidad sin alterar su funcionamiento y características originales.

Este tipo de molinos de piedra hidraulicos, como su propio nombre indica, están movidos por turbinas de agua, cuya fuerza, a su vez, pone en movimiento dos grandes piedras que muelen el pimiento por fricción entre ellas. El giro es de baja velocidad con lo que la molturación se hace lentamente. Este tradicional proceso es lo que le confiere esa textura aterciopelada de rojo polvo a nuestro pimentón. Parte posterior del molino.

Actualmente se han reemplazado los molinos tradicionales por otros eléctricos, estos disponen de piedras más pequeñas que giran mas velozmente, con lo que en el transcurso de la molturación se alcanzan temperaturas más elevadas que con los hidraúlicos. Esto finalmente afecta a la calidad del pimentón. Por tanto pese a su menor rendimiento siempre hemos conservando los molinos de agua con sus piedras de 1,5 mts de diámetro por unos 20 ctms de grosor.


Avanzar